Fundador

Padre Emmanuel d’Alzon

(1810-1880)

Manuel d´Alzon nace en el seno de una familia Aristocrática el 30 de agosto de 1810 en Vigán (Gard) al sur de Francia. El 2 de septiembre del mismo año es bautizado, este sacramento será fundamental en su vida, porque cada año de su vida lo celebra como el nacimiento a la vida de la gracia.

•En 1823 empieza su educación en París en los colegios Saint-Louis y Atanislas y el 1 de julio de 1824 realiza su Primera Comunión.

•El 15 de marzo de 1823 ingresa al seminario de Montpellier donde permanece un año, hasta que el 26 de diciembre de 1834 es ordenado sacerdote en Roma.

En 1835 regresa a Francia y opta por la diócesis de Nimes, es allí en 1838 cuando es nombrado vicario general de la Diócesis , cargo que ocupa hasta su muerte.

•El P. d´Alzon es director espiritual la madre María Eugenia de Jesús, fundadora de las Religiosas de la Asunción , canonizada recientemente en Roma. En 1844 se hace cargo del Colegio de la Asunción y lucha por conseguir la libertad de enseñanza para la iglesia.

•En la Navidad de 1845, funda su congregación, los Agustinos de la Asunción o Asuncionista. Inician el noviciado junto a él un laico y cuatro sacerdotes del colegio.

•En Mayo de 1845, se ve aquejado de una grave enfermedad, que lo obliga a varios meses de descanso.

En 1863 funda en Constantinopla la Misión de Oriente, hasta que en año 1865 funda la congregación de las Oblatas de la Asunción, en ese momento dedicadas exclusivamente para la nueva misión. Mientras tanto el P. Esteban Pernet, uno de sus primeros discípulos funda junto a María Antonieta Fage, fundan la congregación de las Hermanitas de la Asunción.

•En 1870 participa del Concilio Vaticano I como teólogo de su Obispo. Hasta que el 21 de Noviembre de 1880 muere en el colegio de Nimes, sitiado por la fuerza pública, que amenaza con expulsar la congregación de Francia.

•El 21 de diciembre de 1991: Juan Pablo II lo declara venerable.

El Venerable Padre Manuel d’Alzon vive momentos muy agitados en Francia: diferentes regímenes políticos, diversas revoluciones (1830, 1848, 1870), varias represiones sangrientas de manifestaciones obreras, períodos de crisis, etc. Herederos de la Revolución Francesa , los hombres del movimiento social quieren una sociedad basada en los derechos del hombre y no en los de Dios. Así pues, la opción pro o contra Dios jugaría un papel importante en la vida social.

El Padre d’Alzon no puede aceptar un sistema que rechace a Dios. Pelearía por Dios, por Jesucristo y por la Iglesia con la oración, la palabra y la acción. Con ese mismo carisma y fieles al espíritu de San Agustín, los Religiosos Asuncionistas pretendieron recristianizar las masas con peregrinaciones y medios escritos, y rehacer la unidad de las iglesias cristianas en torno al Papa.

Para mas información, haz click aquí.